post

¡Buenas razones para incentivar a tus colaboradores en Navidad!

Al terminar el año, es una época natural para las empresas de incentivar a sus empleados con algún tipo de regalo o premio. Puede estar considerado como un hábito establecido en el entorno laboral, o por formar parte de la estrategia organizacional, lo cierto es que se trata de un tema que puede provocar quebraderos de cabeza a los gerentes y directores, especialmente cuando se cuestionan si merece la pena tal esfuerzo.

Más allá de convenciones sociales, lo cierto es que existen motivos por los que premiar la labor de los empleados trae beneficios a las empresas.

Principales razones para incentivar a tus empleados

1. Agradecer la labor realizada y recompensar ese esfuerzo. El primer motivo es el más claro de todos: hacerles ver la importancia de su labor en el proyecto. Está comprobado que cuando una persona siente un reconocimiento por su trabajo, mejora el rendimiento. Eso sí, debe exponerse que se trata de un incentivo y no de una obligación adquirida por la empresa. La intención y el agradecimiento han de quedar claros, así como el esfuerzo que está haciendo la organización por premiar a sus empleados.

2. Motivarles para que sigan realizando su trabajo del modo más eficiente. La segunda razón es una consecuencia de la primera, pues el incentivo trae consigo una mayor motivación por parte del empleado. En este sentido, la empresa ha de buscar la satisfacción de quien recibe el regalo para que la propia acción sea rentable y positiva.

3. Potenciar su compromiso. Los incentivos en Navidad aumentan el compromiso del empleado con la empresa. Les hacen sentirse parte activa de la organización. Y en este caso, la empresa debe dar un paso adelante y alejarse de las recompensas habituales en la medida de lo posible. Optar por regalos “típicos” y repetitivos, que no tienen por qué gustar o satisfacer a todos los perfiles de empleado, puede suponer un menoscabo a la propia acción de incentivar. De modo que es recomendable optar por regalos personalizados. Este tipo de incentivos no solo ampliará la satisfacción de los trabajadores, sino que librará a los responsables de la empresa de la pesada carga de elegir y adquirir el presente más adecuado.

4. Mejorar su calidad de vida. Cuando la empresa incentiva al colaborador, no solo le está haciendo un regalo, sino que muestra un claro interés por su calidad de vida, así como por mejorar el tiempo libre del trabajador, un elemento también muy importante para que sean más productivos.

5. Fidelizar. La última de las razones para incentivar a los empleados en Navidad  se halla en mantener el mayor activo de una empresa: su personal. Fidelizar a un equipo que ha realizado una buena labor es clave para que se mantenga un ritmo de crecimiento ascendente.

En definitiva, utilizar las fechas navideñas para incentivar el trabajo realizado por los empleados a lo largo del año proporciona a las empresas un plus en materia de motivación. A fin de cuentas, los trabajadores motivados siempre son más productivos y comprometidos.

Elaborado por: Gabriela Hernández. Manager de soluciones Rekursos®.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *