post

Juventud y Experiencia

Determinar un rango de edad es  requisito en la mayoría de formatos de perfiles de puestos  para una vacante, si no es obligatorio, sí se hace de forma tradicional. El objetivo es definir el tipo de persona y habilidades que el puesto requiere junto con otras características como estudios y competencia y experiencia en algunos casos.

Casi siempre si buscamos a alguien con poca experiencia, pensamos en alguien muy joven. Si se trata de un puesto gerencial, preferimos a alguien maduro. ¿Realmente la edad es clave en el perfil laboral?, estoy de acuerdo que  el reclutador  siempre tenga  razones para incluir la edad en el perfil laboral de una vacante, en muchas ocasiones  ni siquiera es decisión del reclutador, sino de la empresa o área que requiere cubrir el puesto.

Actualmente nos encontramos en la era de la información donde tenemos líderes de opinión menores de 25 años y personas mayores de 45 años terminando licenciaturas ejecutivas. Es probable que  requiramos una actualización de los patrones  y estereotipos que tenemos concebidos en relación a la edad: La madurez, la agilidad, la movilidad, la capacidad de aprendizaje, el rendimiento en el empleo y el nivel de responsabilidad de las personas; al final del día  todas las personas somos diferentes y  los invito a reflexionar un minuto en las siguientes preguntas:

  • ¿Se han puesto a pensar en la cantidad de candidatos que han dejado pasar nuestras vacantes por el simple hecho de no cumplir con la edad o con el rango de experiencia requerido? (aunque cumplen o rebasen otras habilidades)
  • ¿Realmente pondrían las manos al fuego asegurando que dichos candidatos no hubieran cubierto la vacante de forma efectiva, dando la productividad deseada?
  • ¿Será que la oferta de talento orilló a las empresas a ser  poco flexibles en su determinación de parámetros referente a estas dos variables?
  • ¿Será que la escasez de talento a veces los orille a ser flexibles  respecto a algunos perfiles?

Es probable que la edad si tenga relación  con las competencias y la personalidad, sin embargo existen varias herramientas  de apoyo en un proceso de selección como son las evaluaciones e inventarios de habilidades cuyo marco de referencias  muestra pauta para ser más asertivos al momento de las cuadraturas  y decisiones .Es bueno  abrir la oportunidad a las personas de trabajar en aquello en lo que están preparados y tienen las competencias necesarias , evitando descartar a personas  por no haber nacido en la fecha correcta. Ojalá  pudiéramos cada vez más abrirnos al talento y evitar dejar pasar viejos  por conocer y jóvenes desconocidos.

Por:  Gloria Cano. Creación de Valor. Rekursos®

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *